Bibliographic database

Search our library for references!
Reference Search
GILB - Global Initiative on Late Blight > Research > LB Training Tools - Researcher > Consideraciones prácticas para estimar la severidad de tizón tardío en follaje de papa bajo condiciones de campo

Consideraciones prácticas para estimar la severidad de tizón tardío en follaje de papa bajo condiciones de campo

Estimar la severidad de tizón tardío de la papa (TT) es crucial para estudiar su epidemiología (ver Estimation of Disease Severity). La severidad es usada para graficar curvas de progreso de la enfermedad y para calcular descriptores de la epidemia tales como el área bajo la curva de progreso de la enfermedad (ABCPE) y la tasa de infección aparente (r) (ver Summarizing the Epidemic). Varias preguntas pueden surgir cuando se estima la severidad de TT en follaje de papa bajo condiciones de campo.

 

¿Qué método se usa? El Centro Internacional de la Papa (CIP) recomienda estimar el porcentaje de área foliar afectada por TT. Guías ilustradas para plantas completas (Figura 1, 5) o para hojas (Figura 2, 9) pueden ser usadas como referencia. El sistema modificado de evaluación de TT previamente descrito (ver Estimation of Disease Severity, Tabla 1) puede ser utilizado si se requiere mayor precisión. Las evaluaciones durante el ciclo de un determinado experimento deben ser hechas por la misma persona para evitar variabilidad entre evaluadores.



Figura 1. Guía para evaluar la severidad (%) de tizón tardío en plantas de papa. Reproducido de Cruickshank et al. (5).



Figura 2. Guía para evaluar la severidad (%) de tizón tardío en hojas de papa. Reproducido de James (9).


Tabla 1. Sistema modificado de evaluación de tizón tardío de la papa (W. E. Fry et al., datos no publicados). Basado en Fry (6), James (9), y la Sociedad Británica de Micología (4). Para detalles ver Estimation of Disease Severity.

Severidad (%)

Descripción

0.01

Dos a 5 foliolos afectados por cada 10 plantas. Alrededor de 5 lesiones grandes por cuadrante (20 a 25 plantas).

0.1

Alrededor de 5 a 10 foliolos infectados por planta, o alrededor de 2 hojas afectadas por planta.

1

Infección general ligera. Alrededor de 20 lesiones por planta, o 10 hojas afectadas por planta, o 1 en 20 hojas afectadas severamente.

5

Alrededor de 100 lesiones por planta. Uno en 10 foliolos afectados.

25

Prácticamente cada foliolo está infectado pero las plantas mantienen su forma normal. Puede presentarse un olor característico. El campo luce verde aunque todas las plantas están afectadas.

50

Todas las plantas están afectadas y cerca del 50% del área foliar está destruida. El campo aparece de color verde con manchas marrones.

75

Cerca del 75% del área foliar destruida. El campo aparece de un color entre verde y marrón.

95

Solo unas pocas hojas en las plantas pero lo tallos permanecen verdes.

100

Todas las hojas muertas. Los tallos muertos o muriendo.

 

La severidad de la enfermedad es estimada varias veces durante el ciclo de cultivo en cada unidad experimental. Los resultados son escritos en una hoja de datos (Tabla 2) preferiblemente impresa en papel de tono oscuro para evitar reflejo del sol. De ser posible las evaluaciones deben ser hechas temprano en la mañana o en días nublados, ya que excesiva luz solar puede dificultar las lecturas (8). Dependiendo del tamaño de la unidad experimental y de la variabilidad de la enfermedad, se puede tomar más de una lectura por unidad y luego usar el promedio para el cálculo de descriptores.  En este caso, la unidad experimental puede ser dividida en cuadrantes (Tabla 3) como ha sido descrito por Fry (6) (ver Estimation of Disease Severity). Es recomendable registrar las lecturas independientemente, es decir, sin saber el valor de la lectura anterior, ya sea con la ayuda de una persona que anote en el libro de campo o con una grabadora (8).

 

Tabla 2. Hoja de datos para registrar la severidad (%) de tizón tardío en follaje de papa en un experimento con 2 tratamientos, 3 repeticiones y 3 fechas de evaluación.

 

 

Treatment

Repetition

15-aug

30-aug

15-jul

A

1

0

1

5

A

2

0

3

5

A

3

0

1

5

B

1

0

0

1

B

2

0

0

3

B

3

0

0

1

 

Tabla 3. Hoja de datos para registrar la severidad (%) de tizón tardío en follaje de papa en un experimento con 2 tratamientos, 3 repeticiones, 4 cuadrantes por repetición y 3 fechas de evaluación.

 

Treatment

Repetition

Quadrant

15-aug

30-aug

15-jul

A

1

1

0

3

10

A

1

2

0

1

5

A

1

3

0

0

5

A

1

4

0

0

0

A

2

1

0

5

10

A

2

2

0

1

3

A

2

3

0

1

3

A

2

4

0

5

5

B

3

1

0

1

1

B

3

2

0

0

1

B

3

3

0

0

1

B

3

4

0

0

1

 

Es recomendable confirmar que lo que se está evaluando sea en verdad TT. Otras enfermedades (por ejemplo, tizón temprano), heladas y daño de herbicidas causan necrosis que pueden ser malinterpretadas como TT (8). Evaluadores inexpertos pueden usar microscopios de campo para verificar la presencia de esporangios y sporangioforos. En plantas adultas es recomendable observar con cuidado dentro del follaje porque usualmente existe mayor enfermedad en las hojas de la parte inferior que en aquellas de la parte superior.

 

¿Cuándo empezar? El momento de empezar las lecturas de severidad depende del objetivo del experimento y de las condiciones atmosféricas. Dependiendo del objetivo del experimento las lecturas de severidad deben empezar antes del inicio de la enfermedad o tan pronto como los síntomas aparezcan. En experimentos de validación de LATEBLIGHT, un simulador de TT (1), es indispensable tener un estimado preciso del momento en que la enfermedad empieza y de la severidad inicial (2). Por lo tanto, las lecturas de severidad deben empezar antes del inicio de la enfermedad. En experimentos para evaluación de tratamientos para controlar TT (por ejemplo, genotipos de papa, fungicidas, etc.) las lecturas de severidad deben empezar tan pronto como aparezcan los síntomas. De otra manera, parte de la curva de progreso de la enfermedad de los tratamientos menos afectados no será considerada y los descriptores de epidemia, tales como ABCPE, podrían estar sesgados.

 

Las condiciones atmosféricas también determinan el momento de iniciar las lecturas de severidad. En condiciones atmosféricas favorables y en presencia de inóculo, el TT puede aparecer pocos días después de la emergencia de las plantas (2). Por lo tanto, es recomendable iniciar las lecturas de severidad tan pronto las plantas emergan. En condiciones atmosféricas menos favorables no hay un periodo definido para iniciar las lecturas de severidad por lo que es necesario visitar el campo frecuentemente hasta que la enfermedad inicie.

 

¿Cuántas lecturas? El número de lecturas de severidad depende del objetivo del experimento y de la velocidad de la epidemia. Si el objetivo del experimento es evaluar resistencia de varios genotipos de papa contra P. infestans y ABCPE es usado como descriptor de epidemia, entonces el número de lecturas podrá ser mínimo dos (7,10). Usar dos lecturas de severidad es recomendado cuando el tiempo y recursos económicos son limitados, pero existen dos condiciones que deben cumplirse: (i) el período de tiempo que la enfermedad esta presente debe ser el mismo para todos los genotipos, y (ii) la curva de progreso de la enfermedad debe ser sigmoidea (7). La primera lectura de severidad debe ser hecha al poco tiempo después del inicio de la epidemia, y la segunda cuando la epidemia haya alcanzado el pico más alto (100% de severidad) en los genotipos más susceptibles (7).

 

En experimentos donde se esperan curvas de progreso no-sigmoideas (por ejemplo, en experimentos para probar fungicidas), o en aquellos donde una estimación precisa de las curvas de proceso de la enfermedad es necesaria (por ejemplo, en la validación de un modelo de enfermedad), el número de lecturas de severidad depende de la velocidad esperada de la epidemia. En condiciones atmosféricas muy favorables para TT y con genotipos susceptibles de papa, un nivel alto de enfermedad (por ejemplo, 50% de severidad) puede ser alcanzado en pocos días (3) y, por lo tanto, la severidad debe ser evaluada frecuentemente (cada 5 a 7 días). En condiciones atmosféricas menos favorables o con genotipos de papa resistentes, 50% de severidad de TT puede ser alcanzado en un periodo mayor (3), y el intervalo entre las evaluaciones puede ser más largo (10 a 14 días).

 

Los intervalos entre las evaluaciones son flexibles, especialmente si ABCPE es utilizado como descriptor de la epidemia. Sin embargo, es recomendable mantenerlos constantes.

 

¿Cuándo terminar? Depende del objetivo del experimento y de las variables para evaluar los tratamientos. En experimentos para evaluar la resistencia de genotipos de papa contra P. infestans usando ABCPE y/o r, las lecturas de severidad deben concluir cuando los genotipos más susceptibles alcancen 100% de severidad. Si las lecturas son tomadas después de que eso ocurra, las diferencias en ABCPE entre genotipos resistentes y susceptibles pueden ser subestimadas. En el caso de r, la transformación logística no está definida en valores de severidad de 100%.

 

En experimentos en los que la eficacia de cierto tratamiento (por ejemplo, genotipo de papa, fungicidas, etc.) es evaluada mediante la producción de papa, o en aquellos para validar un modelo de enfermedad, es recomendable continuar las lecturas de severidad hasta que las plantas en tratamientos libres de TT empiecen a madurar. Estos tratamientos son obtenidos usualmente con aplicaciones continuas de fungicidas.

 

Referencias

1. Andrade-Piedra, J. L., Hijmans, R. J., Forbes, G. A., Fry, W. E., and Nelson, R. J. 2005. Simulation of potato late blight in the Andes I: Modification and parameterization of the LATEBLIGHT model. Phytopathology 95:1191-1199.

2. Andrade-Piedra, J. L., Hijmans, R. J., Juárez, H. S., Forbes, G. A., Shtienberg, D., and Fry, W. E. 2005. Simulation of potato late blight in the Andes II: Validation of the LATEBLIGHT model. Phytopathology 95:1200-1208.

3. Andrade-Piedra, J. L., Forbes, G. A., Shtienberg, D., Grünwald, N. J., Chacón, M. G., Taipe, M. V., Hijmans, R. J., and Fry, W. E. 2006. Qualification of a plant disease simulation model: Performance of the LATEBLIGHT model across a broad range of environments. Phytopathology 95:1412-1422.

4. Anonymous. 1947. The measurement of potato blight. Transactions of the British Mycological Society 31:140-141.

5. Cruickshank, G., Stewart, H. E., and Wastie, R. L. 1982. An Illustrated Assessment Key for Foliage Blight of Potatoes. Potato Res. 25:213-214.

6. Fry, W. E. 1977. Integrated control of potato late blight: Effects of poligenic resistance and techniques of timing fungicide applications. Phytopathology 67:415-420.

7. Haynes, K. G., and Weingartner, D. P. 2004. The use of area under the disease progress curve to assess resistance to late blight in potato germplasm. Am. J. Potato Res. 81:137-141.

8. Henfling, J. W. 1987. Late blight of potato, Phytophthora infestans Technical Information Bulletin 4. International Potato Center, Lima.

9. James, C. 1971. An illustrated series of assessment keys for plant diseases, their preparation and usage. Canadian Plant Disease Survey 51:39-65.

10. Jeger, M. J., and Viljanen-Rollinson, S. L. H. 2001. The use of the area under the disease-progress curve (AUDPC) to assess quantitative disease resistance in crop cultivars. Theor. Appl. Genet. 102:32-40.