Access Keys:
Skip to content (Access Key - 0)



Introducción

La ubicación geográfica del Uruguay es la causa de cortos períodos de cultivo debido a las heladas y las altas temperaturas. Las condiciones edafoclimáticas del país (clima templado y gran variabilidad de suelos) determinan tres zonas de cultivo bien diferenciadas. En el Sur (San José), es la zona más importante en área y en número de productores, tiene como ventaja la alta fertilidad de sus suelos, la cercanía al Rio de la Plata y la poca distancia con el mercado (Montevideo). En el Este (Rocha) es una zona muy fresca por su cercanía al Océano Atlántico produciendo en esa zona el primor de otoño. Y en el Norte (Tacuarembó) se realiza el primor de primavera, debido a que es la zona más caliente de producción. Se siembran entorno a las 9000 has de papa anualmente. La siembra es posible de realizarla a partir de fines de julio hasta fines de febrero. Siendo la más importante la realizada a fines de Enero y Febrero en la cual entre un 15 a 20% del área es con semilla importada del hemisferio norte.

En el ciclo 2007-2008, la superficie de cultivo se redujo a 6.000 hás representando la menor registrada en la serie histórica. La reducción en el área tiene relación con una situación coyuntural pero además con ciertos cambios estructurales en el sector. Entre otras causas, el costo del cultivo ha aumentado por el incremento en la mayoría de los factores involucrados. En particular la semilla constituye alrededor de un tercio del costo y su disponibilidad puede limitar el desarrollo del cultivo.

La producción de semillas en Uruguay

Desde la década del 70 el CIAAB y posteriormente el INIA han encarado la problemática del abastecimiento de semilla de papa de calidad para las distintas épocas de cultivo. A partir de 1989 se aprobaron normas para la multiplicación local de semilla.

En la actualidad, INIA es el organismo responsable del mantenimiento y provisión de material libre de virus, en variedades comerciales para su multiplicación. Considerando la presente coyuntura, INIA ha tomado la iniciativa de incrementar la producción de material prebásico (minitubérculos) y básico, a partir de diversos acuerdos con organizaciones de productores, en especial de variedades locales.

Existe a la actualidad la organización de paperos semilleristas del país, ANSEPA. Comprende el 70% de la producción de papa y desde hace varios años suscribió un convenio con INIA para promover el desarrollo de semilla local. La mayoría de estos productores multiplica una a dos veces la semilla para su propio uso (informal). Además, un número muy reducido de estos productores certifica y comercializa semilla de papa, en forma complementaria a la producida para uso propio. El volumen de semilla local comercializada en el año es alrededor cubre alrededor del 5% del área. Un 15% del área es cubierto con semilla importada, el remanente es semilla propia.

La producción de semilla en el país se hace por parte de los productores de manera individual y no existen empresas especializadas al presente. El origen de la semilla multiplicada tiene dos orígenes: importada o local. La semilla local se origina a partir de material libre de virus suministrado por INIA, en forma de plántulas in-vitro o minitubérculos de dos variedades nacionales y una origen Norte Americano de uso público.




Fuente:

- Visitar ANSEPA - Visitar INASE - Visitar INIA