Access Keys:
Skip to content (Access Key - 0)


Introducción
La superficie sembrada con papa en Chile según el VII Censo Nacional Agropecuario (ODEPA), fue de 54.500 ha. De esta superficie, un 35% aproximadamente, se realiza en condiciones de riego, la gran mayoría entre las regiones de Coquimbo y Maule, aunque en el último tiempo, se ha incorporado riego a superficies crecientes en las Regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.
En Chile la variedad de papa más sembrada y vendida es Desirée. Sin embargo, esta situación ha ido evolucionando y han aparecido nuevas variedades en el mercado, tales como Asterix, Cardinal, Rosara, Karú, Pukará y Yagana, entre otras. Las tres últimas tienen su origen en el Programa de Mejoramiento de Papa de INIA (Instituto de Investigaciones Agropecuarias) y en la actualidad, se calcula que Karu-INIA y Pukará-INIA, alcanzan un 30 a 35% del mercado de papa fresca en Chile.

La producción de semillas de papa en Chile
En Chile opera desde el año 1959 un Programa de Certificación de Semilla de Papa que ha permitido que el país sea autosuficiente de semillas y desarrolle infraestructura y tecnología para exportar papa - semilla certificada.

El sur del país es considerado privilegiado para la producción de semillas de papa de muy buena calidad. Las Regiones de La Araucanía, Los Ríos y de Los Lagos son consideradas unas de las mejores zonas del Hemisferio Sur para la producción de semillas de papa de alta calidad. Los suelos francos y profundos, el clima templado-húmedo, el aislamiento geográfico, la ausencia de plagas y enfermedades graves de la papa, unidos a la capacidad científica y técnica de investigadores y productores, han prestigiado la producción de papa-semilla de esta zona en el mundo entero.

La producción de semillas de papa en Chile
En Chile opera desde el año 1959 un Programa de Certificación de Semilla de Papa que ha permitido que el país sea autosuficiente de semillas y desarrolle infraestructura y tecnología para exportar papa - semilla certificada.

El sur del país es considerado privilegiado para la producción de semillas de papa de muy buena calidad. Las Regiones de La Araucanía, Los Ríos y de Los Lagos son consideradas unas de las mejores zonas del Hemisferio Sur para la producción de semillas de papa de alta calidad.

Los suelos francos y profundos, el clima templado-húmedo, el aislamiento geográfico, la ausencia de plagas y enfermedades graves de la papa, unidos a la capacidad científica y técnica de investigadores y productores, han prestigiado la producción de papa-semilla de esta zona en el mundo entero

Marcos Regulatorios
El INIA de Chile apoya el Programa de Certificación desde el año 1964, creando e introduciendo nuevas y mejores variedades, produciendo semillas prebásicas, básicas y certificadas, y generando y transfiriendo tecnología para la producción y almacenamiento de semillas de papa de alta calidad.

La investigación, producción y comercio de semillas está regulada en Chile mediante el Decreto Ley Nº 1.764 de 1977 y mediante su Reglamento General, aprobado por el Decreto Supremo Nº 188 de 1978. En la Ley de Semillas (Decreto Ley 1764 de 1977) y en su Reglamento (DS 188 de 1978) se establecen los principios fundamentales por los cuales se rige el proceso de certificación de semillas. El Servicio Agrícola y Ganadero es, a través de su División de Semillas, el responsable de su ejecución. Para ello dicta, mediante resoluciones, las Normas Generales y Específicas de Certificación. Es así como en la actualidad existen normas para las principales especies agrícolas (cereales, leguminosas, oleaginosas, forrajeras, remolacha, papa, etc.), con la excepción de las hortalizas. Las Normas Específicas de Certificación de Semillas de Papa son: Resolución 3066 de 2000 y Resolución N° 892 de 2002.

Se define la semilla certificada como "aquella que ha sido sometida a un proceso de producción supervisado por un organismo competente, que garantiza que ella mantiene satisfactoria identidad y pureza varietal y que cumple, además, con los requisitos que establece el reglamento de la Ley de Semillas".

La certificación en Chile tiene el carácter de voluntaria, reconociendo la legislación dos clases de semillas: certificada y corriente. Mientras la primera está sometida al control oficial durante todas las etapas del proceso de producción, la corriente sólo es controlada en el comercio, donde se verifica el cumplimiento de los estándares de calidad establecidos en la legislación

Fuente: - Visitar Web SAG - Visitar INIA - Visitar AustralTemuco - Visitar ODEPA